PERSPECTIVAS EUROPEAS PARA UNA CRIMINOLOGÍA CRÍTICA

Perspectivas Europeas para una Criminología Crítica
Autor: René van Swaaningen
Editorial: B de F
Edición: 1°
Año: 2011
Páginas: 456
Encuadernación: Rústica

SKU: 9-789974-676749 Categoría:

Descripción

Los presupuestos y fundamentos epistemológicos y políticos de la criminología fueron cuestionados en la década del 70, los ochenta se caracterizaron por una tendencia  a volver a la normalidad es decir al positivismo. En la actualidad la mayoría de los criminólogos europeos se encuentran ocupados en investigaciones diseñadas por la lógica, el idioma y las prioridades de la coerción penal, dirigidas a obtener una utilidad práctica a los fines de la política criminal, encargadas por la administración de justicia, los gobiernos locales, bancos, compañías de seguros y otros representantes de empresas privadas.

La premisa de esta obra es que no podemos confinarnos a instancias tan funcionalistas y positivistas.

El propósito de este libro es recuperar aquellos elementos de la Criminología Crítica que valen la penal salvar, y revisar los que ya no pueden ser sostenidos. En Primer lugar, las raíces históricas la criminología crítica. Debe hacerse un análisis de los consecuentes cambios en la política criminal.

La visión de cómo podría ser una criminología crítica revaluada hipótesis que se desarrolla en este libro. La crítica de la justicia penal debe incluir una crítica del contexto socio-político y las alternativas del control penal.

Dentro de esta premisa, tres temas centrales en la política criminal actual, como son la prevención del delito, la posición de la víctima y el valor de las garantías legales.

La corriente principal de la Criminología es criticada por prestar poca atención a los delitos de los poderosos. El ímpetu con el que varios delitos de cuello blanco y delas corporaciones, de violencia sexual o de violaciones de los derechos humanos por parte del Estado se han transformado en objetivos comunes de investigación, es atribuible a la criminología crítica.

Los criminólogos tradicionales, a los académicos críticos también se los juzga por el modo en que tratan sus problemas sociales es considerada moralmente relativista y científicamente diletante. Este problema conceptual y político.

El Capítulo II: analiza algunas cuestiones epistemológicas y metodológicas en debate, debido en la adopción de la teoría crítica. Los siguientes dos capítulos consisten en la busqueda de impulsos críticos para la criminología y la reforma penal. Estos Capítulos mostrarán cómo la criminología, desde sus inicios, ha sido ubicada en un contexto funcionalista.

El Capítulo III: se ocuparán principalmente de la situación en Italia, Alemania, Francia, Bélgica y los Países Bajos, en donde esta Escuela Moderna resultó de mayor influencia.

El Capítulo IV: Analizará el modo en que se deasarrolló en los Países Bajos una criminología avant la lettre, a comienzos del Siglo XX.

Los próximos tres capítulos abordarán el período de auge de la criminología crítica y los movimientos de reforma penal relacionados con ella.

El Capítulo V: Señalará como surgierón diferentes criminologías críticas en Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Francia, Italia y España. Demuestra diferentes respuestas a problemas criminológicos comparativamente similares.

El Capítulo VI: Mostrará cómo la criminología crítica holandesa, en contraposición con la de otros países.

En el Capítulo VII: Se evaluarán las actividades vinculadas a los movimientos de reforma penal radical europea.

El resto del libro se ocupa de la rediagramación de la criminología crítica para la era actual.

El Capítulo VIII: Analiza la naturaleza de las campañas de ley y orden, que incorporaron un enfoque de gerenciamiento de la justicia y una visión moralizadora del libro. Se investigan ahí las condiciones políticas, económicas y macrosociales que generan un cambio radial en los valores penales y sociales.

El Capítulo IX: Comienza con un bosquejo de los  cambio generales producidos dentro de la disciplina criminológica, un enfoque de la reacción social de la ley y el orden. Examina con mayor detalle el surgimiento de las perspectivas criminológicas más recientes  como el realismo de izquierda y el neoabolicionismo.

El Capítulo X: Se suman las perspectivas garantistas y feministas para construir una visión alternativa de los valores políticos del Derecho.

La idea de la justicia se basa en provisiones materiales  funciona como principio-guía en estos dos últimos capítulos, y se formula de dos modos diferenciados: en el Capítulo IX nos acercamos a las políticas primarias de justicia social, orientadas a una política justa en términos socioeconómicos de seguridad pública; en el Capítulo X nos acercamos a políticas secundarias de justicia social. La necesidad de establecer límites a la intervención penal, el rol sociológico de los principios legales  y la función del Derecho como un discurso moral-práctico se orientarón al imperativo de los derechos humanos.

El Capítulo XI: reúne algunas conclusiones finales. Tras el análisis de los desarrollos elaborados en los capítulos anteriores, reevalúa algunas hipótesis y conceptos analíticos de la criminología crítica.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “PERSPECTIVAS EUROPEAS PARA UNA CRIMINOLOGÍA CRÍTICA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.